Espiral de Fibonacci

De: Fibonacci
A:Federico II de Sicilia
3º ESO
Milokzi

Warning: preg_match() expects parameter 2 to be string, array given in /home/u183167782/domains/mathmailing.com/public_html/wp-includes/class-wp-block-parser.php on line 417

Warning: strlen() expects parameter 1 to be string, array given in /home/u183167782/domains/mathmailing.com/public_html/wp-includes/class-wp-block-parser.php on line 489

Hola de nuevo querido emperador Felipe II.

Se que es raro que te escriba dos cartas en tan poco tiempo, pero esto tiene su explicación, en este periodo de tiempo desde la última carta he descubierto cosas nuevas con la sucesión de Fibonacci.

Antes de empezar con el contenido quiero hacer un inciso, te deseo buena suerte en la riña que estás teniendo con la Iglesia, sé que te han excomulgado y han ordenado una cruzada en tu contra, espero que todo pueda salir bien. También quisieras que saludaras de mi parte a Teodoro de Antioquía para mi “el filósofo supremo de la corte imperial”, en estos momentos debe estar fuera de Sicilia y he oído de otras lenguas que ha ganado varios debates filosóficos, entonces le quiero agradecer por el pequeño reto que me hizo en una de tus cortes en 1528, gracias a la carta que envié con la solución he sido muy reconocido.

Ya te había dicho que la sucesión de Fibonacci estaba ligada a la naturaleza, pero eso no es todo, recientemente hablando con un amigo descubrí que también tiene alguna conexión con el cuerpo humano, por ejemplo, si te fijas bien en la oreja se complementa perfectamente con la espiral de Fibonacci y no solo eso, el número de falanges de los dedos también tienen que ver con los números de Fibonacci, igualmente en el puño cerrado y en el perfil de nuestras caras también se presencia la espiral de Fibonacci. Aunque obviamente esto no pasa en todos los cuerpos puede ser bastante sorprendente que en una gran parte de los humanos se forman espirales de Fibonacci.

La sucesión de Fibonacci también se puede observar en el espacio, si vemos una galaxia podemos notar que coincide con la espiral de Fibonacci. De igual forma la espiral de Fibonacci se puede observar en grandes obras de arte.

Se puede decir que todo lo que tiene que ver la sucesión de Fibonacci es perfecto, es como una armonía que se crea en toda la naturaleza, inevitablemente la espiral de Fibonacci se forma en muchos sitios y cosas en las que nunca nos habíamos fijado.

Cada día que investigo más sobre la sucesión de Fibonacci encuentro más sitios en los que coincide, espero seguir haciendo descubrimiento y seguir contando mis avances. Aunque últimamente me siento muy débil y no se si dure un año más. ¡Buena suerte con tu riña!

Leonardo de Pisa

Año 1239

Shopping Basket